tecnología

Nuevo Citroën C3

Nuevo Citroën C3, la conectividad al extremo

Hace unos poco días, la marca gala Citroën ha presentado el sustituto de su actual C3. Un nuevo aire en las berlinas compactas y sobre todo, un uso de la nueva línea de diseño, traída por el modelo C4 Cactus, que ya adoptó el C4 Picasso y el e-Mehari, el Nuevo Citroën C3. Poco a poco, esta marca generalista va aplicando dicha línea de diseño a sus nuevas creaciones.

Connected CAM de Citroën

El C3 siempre ha destacado por ser práctico. Para mi, el que considero descendiente del Citroën Saxo, ha sabido adaptarse y aportar frescura, pero sobre todo, el al ADN de Citroën, la tecnología.

Dentro de esa tecnología, como podréis ver en el siguiente vídeo, disponemos de un uso poco común en los coches, y es de poder usar la cámara frontal del vehículo para compartir lo que vemos. Y a esto lo han llamado ConnectedCAM Citroën™. Muchos de los actuales vehículos disponen de un sin fin de cámaras, unas de aparcamiento y otras, como las que podéis encontrar en la sujeción del espejo interior, para el control del cambio involuntario de carril o la frenada de emergencia en ciudad.

Esta cámara situada en el propio cristal es la encargada por tratamiento de imagen de obrar esta magia, avisándonos si cambiamos de carril sin haber avisado al resto de conductores, comprobando que tenemos distancia de seguridad, frenando en caso de ser necesario y, en algunos modelos reconociendo las señales de la vía y adaptando la velocidad a ellas, perora e supongo que el que se le ha  esto es ruso. Porqué diréis… quién no ha visto un vídeo de accidentes rusos. Por la singularidad de su sociedad, es normal llevar cámaras grabando por si alguien se “cae” delante de ti. Ahora los de Citroën han decidido darle esa funcionalidad a las ya mencionadas antes a esa cámara delantera. Tal como se muestra en el vídeo. Pudiendo compartir lo que vemos.

No se ha detallado realmente cómo lo comparte, si se puede compartir vídeo o no ni el medio o si hay que estar subscrito a algún tipo de servicio. Pero está claro, que aunque no me guste donde tiene el botón para interactuar, es una nueva curiosa funcionalidad, para un coche muy tecnológico con asistente de ayuda al arranque en pendiente, vigilancia de ángulo muerto, navegación conectada, cámara de visión trasera, etc… algo con lo que Citroën suele jugar como su caballo de ventas, la tecnología.

A partir de septiembre podréis hacer pedidos de este, bajo mi punto de vista, bonito y tecnológico coche, con motores diesel y gasolina, aunque me falta una versión más de ciudad de esta berlina compacta, una versión eléctrica.

Otra de las virtudes, que toma gran nota en los vehículos urbanitas, la personalización, llegando a la exageración, haciendo muy difícil que veas un coche como el tuyo, pero que muy difícil.

*(Las imágenes son propiedad de Citroën)

Anuncios
Imagen de dos caballos de ajedrez

Vivir la vida a través de una pantalla

Hace un año que no escribía. Por unas cosas o por otras, el año pasado fue un giro radical en mi vida.

Me invitaron a cambiar mi trabajo, decidí arriesgarme yo mismo, probar cosas nuevas, buscar clientes, y más de un año después, veo las cosas ahora con otro prisma.

Hace más de un año, aproximadamente, llegó a mi un vídeo que me hizo ver las cosas de otra manera. Me hizo darme cuenta, de que en el fondo, había recibido una gran oportunidad de reinventarme. Decidí zanjar con todo lo que hacía hasta la fecha. Blogs, prensa, desarrollo web, movilidad. Decidí parar. Mirar hacia afuera. Y ese fue el momento, en el que realmente miré hacia adentro. Me di cuenta de que mi vida la vivía como el personaje del vídeo que os traigo en estar entrada a mi blog. Veía mi vida a través de una pantalla. Y si, algunos me dirán que iba de sarao en sarao, que me lo montaba bien, pero todo muy alejado de la realidad. Yo no era feliz. No era feliz ni conmigo ni con lo que hacía, y eso me llevaba a lo peor de mi, no hacer feliz a los que me rodean. Que bastante tienen los pobres.

A si que empecé a decidir. Empecé a rehacer mi vida como realmente hubiera querido yo. No conducido por ninguna premisa. Empecé a ser yo y sobre todo a intentar hacer cada día más felices a los que me rodean.

Familia cada uno con un dispositivo electrónico

Es por eso, para, mira por la ventana, date cuenta del mundo que tienes en frente y del que no disfrutas. Deja de pensar en dar envidia en tu Facebook o en compartir las cosas cada momento en Twitter, que quién realmente merece saberlo, puede que esté intentando vivirlo contigo. Abandona tu red social de fotos, basta de publicidad gratuita. Las fotos son recuerdos, pero para ti. Con ello no digo que cierres con cosas que te gustan, pero primero vive y, si te sobra tiempo, comparte.

Vivimos en una sociedad, como en el vídeo, que se puede viajar y conocer cualquier parte del mundo desde un ordenador, y viajar a través de él. Que paradoja usar uno para quejarme. Pero que prefieres, ver el mundo como lo captó una cámara, o prefieres sentirlo.

Si quieres vivir distinto, porque no dejas de hacer siempre lo mismo. La tecnología ayuda, pero no debe de ser el centro de tu vida y, muchos menos, vivir a través de ella.

Disfruta de la vida. A continuación os dejo con el vídeo que a provocado esta entrada.

Address Is Approximate from sharp & jenkins on Vimeo.