Xbox One y PS4, o el hijoputismo en niveles insospechados

Una semana de muchas presentaciones es lo que vivimos en el mundo de la tecnología. Y es que estamos en fechas de varias  ferias de calado mundial. En el caso de las consolas, jugones y en definitiva el ocio en el salón, aquello que realmente da vida a nuestras cajas, aunque más finas, tontas, las consolas y sus sistemas de entretenimiento integrado.

Xbox One vs PS4

Ya pudimos vivir una presentación previa de un mando en el caso de la consola nipona PlayStation 4, algo que no sólo defraudó a los que creían que Sony veía de nuevo el horizonte del negocio, sino a la prensa que se movilizó de varias partes del mundo para ver algo, que realmente, era más cómodo verlo desde casa, en el sofá con una palomitas.

Poco tiempo después, en este bipartidismo de consolas de altos gráficos, dejaremos a Nintendo en su reinado del mundo de colaboración físico, salió a la palestra el gigante de Redmon con su XBox One, un cambio radical a la plataforma pues abandonaba las arquitecturas propietarias en la fabricación del dispositivo, arquitecturas reservadas única y exclusivamente para el mismo, por algo más común en el mundo de la computación, x86, o lo que viene a ser, la arquitectura en la que se basan todos los PCs y algún que otro dispositivo desde donde estéis leyendo estas líneas.

Puede que algunas personas no anden de acuerdo con el nuevo formato de distribución de títulos, pero es que usarlo como arma es una hoja de doble filo, sobre todo cuando tu negocio están en la distribución, no tanto en el aparato.

Sony con su PlayStation ahora intenta ridiculizar a los de Microsoft con un vídeo representando el sistema de préstamo y segunda mano de juegos en su plataforma, pero por otro lado, la distribuidora de Sony, tanto en juegos como en otros contenidos multimedia es la que prohíbe cualquier reproducción, total, parcial, reventa o alquiler de un título, haciendo que el mismo sea personal e intransferible. O lo que viene a ser, que una cosa es lo que digo y otra cosa es lo que hago.

Para mi, los nipones están haciendo muy buenos trabajos en otras divisiones de hardware que veía muertas, como la de móviles, con unos dispositivos buenos, pero por contra sigo pensando que han perdido el norte frente a lo que demanda la gran masa de usuarios de ese ocio en el salón que ha desbancado al jugón de consola. Pero en el caso de la Xbox, veo que en todas las evoluciones sufridas, tanto a nivel de hardware como de software, el que ha apostado y arriesgado más, abandonado el continuismo, han sido los chicos de Redmon, mejorando y sustituyendo aparatos en el salón aglutinando los mismos en una plataforma, que aunque su juego online sea de pago, lo es por el valor añadido que da, y, curiosidades de la vida, Sony ahora hace pasar por caja. Las mejoras en el dispositivo de seguimiento Kinect, mejorando el hardware e innovando en su funcionamiento.

Lo siento, pero vídeos como el que siguen, aunque tienen su gracia si son 100% reales (acordarse de los “I’m a Mac”), no tienen ninguna si son hipocresía del más alto nivel y cogido con pinzas se mire por donde se mire. Que esta sea la mejor arma de marketing que han encontrado los de PlayStation contra Xbox, me parece que tienen bien claro que su producto queda muy lejano al de la competencia, teniendo que tirar de los adeptos, de los fieles a la compañía, esos que saltan a la mínima de cambio si alguno de nosotros mortales osamos quejarnos de sus soluciones o tecnología.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s